Recetas con latas de conserva y a un precio razonable ¡Tendrás éxito!

Es una solución cómoda y sana para preparar alimentos, puedes llevarlas contigo e ingerirlas solas o acompañar otra comida si así lo prefieres, hablamos de las versátiles conservas.

En un mundo que avanza tan rápido, a veces el tiempo se acorta y las actividades diarias como cocinar se hacen más pesadas, por eso alternativas como las conservas nos dan tiempo extra y una opción para comer sano.

En el mercado hay conservas dulces y saladas, son innumerables las preparaciones que se pueden hacer con ellas, ya sean cocidas o crudas, todo dependerá de tus preferencias culinarias.

Algunos de estos alimentos están enlatados o en envases de vidrio, son bastante duraderos y prácticos, por lo que sin darnos cuenta siempre tenemos una conserva al alcance de las manos, por ejemplo: las mermeladas, el atún, encurtidos, guisantes y muchos más.

Por ser una opción que puedes disfrutar de inmediato con sólo abrir el frasco o la lata, se convierte en una favorita para disfrutar al salir de viaje.

Otra virtud de las conservas es que son accesibles a diferentes presupuestos, dependerá de los ingredientes que utilices si suma un poco más, pero en general puedes crear platillos especiales, sofisticados y suculentos con poco dinero.

Mira algunas de las recetas que recopilamos para ti, hechas con conservas de diferentes tipos, así tendrás posibilidades infinitas de poner a trabajar tu creatividad, consentir tu paladar y el de los tuyos.

1. Albóndigas con atún de lata y patatas, cubiertas con tomates

Esta receta sencilla de hacer, lleva una proteína ideal, porque no contiene grasas perjudiciales para la salud, como es el atún. Sirve perfectamente como una deliciosa comida que le abrirá el apetito a todos, en especial si tienes hijos difíciles al momento de comer, esta preparación te lo hará muy fácil.

Ingredientes:

  • 6 patatas escogidas a tu gusto

  • 200 g. de atún en conserva (elimina el líquido)

  • Salsa de tomate

  • ½ cebolla

  • 2 ajos

  • Aceite de oliva

  • 1 huevo

  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para freír.

 

Preparación:

Has un puré con las patatas, añade la cebolla, los ajos y aceite de oliva, sólo un chorrito, sal y pimienta. La textura del puré debe ser espesa. Luego, agrega el atún e intégralo bien. Toma una porción y has una albóndiga, mójala en el huevo batido, después pásala por el pan rallado y, por último, échala a freír. Repite la operación hasta que ya no te quede nada de puré. También puedes hacer las necesarias y refrigerar la mezcla que sobra.

Una vez terminado el proceso de cocción pon las albóndigas en un recipiente y báñalas con la salsa de tomate. Sirve caliente.

Este plato es cocina sana para niños, si deseas preparárselo a tus pequeños, además le dará un toque divertido al almuerzo o la cena.

2. Tomates rellenos con atún en conserva y maíz en lata

El atún sigue siendo el protagonista, esta vez en una preparación cruda, que va rellenando a los tomates, unas deliciosas hortalizas llenas de mucha vitamina C, que son una solución para salir de apuros y que van muy bien con el bolsillo. Finalmente, este sencillo plato va bañado en los dorados granos de maíz en conserva, para darle un toque llamativo.

Ingredientes:

Para 6 tomates rellenos

  • 6 tomates medianos

  • 2 latas de atún en conserva

  • 5 trozos o palitos de cangrejo

  • 1 lata de maíz dulce en conserva

  • Mayonesa al gusto

  • Sal

  • Pimienta

  • Lechuga (decoración)

Preparación:

Lava muy bien los tomates y luego sécalos. Quita la parte de arriba de los tomates donde van las hojas. Procede a quitar toda la pulpa con la ayuda de una cucharita o sacabolas, procedimiento que debes hacer con cuidado para no dañar los tomates. Guarda la pulpa en otro recipiente para usar en otras preparaciones o deséchala, eso queda de tu parte. Reserva los tomates en una bandeja para luego rellenar.

Coloca en un bol el atún previamente escurrido o si prefieres dejar el líquido, también puedes hacerlo, según sea tu gusto. Pica los trozos de cangrejo e intégralos con el atún. También pon un poco del maíz, pero reserva algo para el final. Añade la mayonesa y remueve bien, hasta que todo este integrado completamente.

Llena los tomates con la ayuda de una cucharita, hasta que el relleno sobresalga. Coloca el maíz restante por encima para que el color amarillo contraste con el rojo de las hortalizas. Ubica las hojas de lechuga en el plato y pon sobre ellas los tomates. Sírvelos fríos, la recomendación es que sean consumidos preferiblemente en el lapso de una hora, para que no se afeen los bordes y los alimentos no pierdan su brillo.

Así de sencillo y rápido puedes hacer recetas con latas de conserva pescado, además de representar un ahorro para tu economía tendrás siempre cocina sana en casa.

 

3. Cazoleta con queso crema y mermelada de tomate

Esta práctica preparación, puedes servirla como un aperitivo o como una de las recetas de tapas con latas de conserva más fáciles de la historia. Solo necesitarás 3 ingredientes básicos y listo.

Ingredientes:

  • Tartaletas de masa quebrada (tú decides la cantidad)

  • 1 bote de mermelada de tomate u otra de tu preferencia.

  • 1 terrina de queso crema

  • Pimienta negra

Preparación:

Colocar en la masa de tartaletas una mitad de queso crema y otra de mermelada, es importante que los ingredientes que se utilicen sean de calidad. Por último, añadimos la pimienta negra.

Así puedes lograr recetas con latas de conserva fáciles, que te dejarán muy bien parado en cualquier ocasión.

 

4. Ensalada con verduras y berenjenas en conserva

 

Esta es una de las preparaciones saludables y muy simples de hacer de recetas de verduras con latas de conserva, para que todos en casa puedan disfrutar, inclusive si sales de paseo es fácil de llevar para consumir en otro lugar.

 

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • Albahaca fresca al gusto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 bote de tomates en conserva
  • 1 bote de pepinillos y cebollitas a la vinagreta
  • Alcaparras al gusto
  • 1 bote de aceitunas negras
  • Aceite de oliva
  • Vinagre Módena
  • Sal
  • Pimienta

 

Preparación:

Corta las berenjenas finamente, agrégales sal y déjalas durante 2 horas en el escurridor para que suelten el agua y un poco de amargura, esto lo lograrás si le colocas un peso encima a las berenjenas.

Pica el ajo y la albahaca, luego colócalo en un recipiente y añade aceite. Seca las berenjenas y con la ayuda de un pincel úntalas con el aceite que tiene ajo y albahaca. Llévalas a la plancha. En lo que queda de aceite agrega el vinagre de Módena, con este líquido vas a ir cubriendo las berenjenas que ya estén cocidas. Las pasas a una bandeja y las metes a la nevera.

Luego de que estén listas, pícalas a tu gusto y mézclalas con los tomates previamente cortados en tiras, incorpora también los otros ingredientes. Finalmente añade un chorro de aceite de oliva, vinagre, la sal si te parece que le falta y la pimienta.

Cocina sana y sencilla para todos.

 

5. Volcán de piña con helado

 

A pesar de ser un postre, no lleva mayores calorías porque el ingrediente principal es la piña, una fruta que destaca por sus propiedades diuréticas y adelgazantes. De acuerdo a los ingredientes que usemos será más o menos saludable, pero sí podemos decir que es cocina sana y natural.

Ingredientes:

  • 1 bote de piña en conserva
  • Helado de vainilla
  • 1 limón
  • 2 tiras de chocolate de la marca que prefieras
  • Mermelada de fresa.

Preparación:

Corta el limón en rodajas y colócalo en una olla con poca agua, unos dos dedos aproximadamente y añade 3 cucharadas de azúcar, cocina a fuego suave hasta que veas que el limón se confita. Finalizado este paso, picas el limón cocido en pequeños trocitos y lo echas al helado.

Coloca la piña en una sartén con un poco de aceite de oliva para que la piña se marque por ambas caras.

Disuelve la mermelada en un chorrito de agua hasta que se forme una crema suave. Luego el chocolate lo metemos al microondas a temperatura suave para que no se queme.

Para servir, ubica la piña en el plato en forma de volcán, en el centro coloca una porción de helado, decora por encima con la mermelada y chocolate derretido.

Cocina sana y fácil de hacer, con este postre puedes darte un gusto de vez en cuando, sin tantos remordimientos, porque también puedes cambiar algunos ingredientes, si quieres hacerlo más ligero suprime el helado por yogurt u otra alternativa de tu preferencia.

Puedes incorporar las recetas con latas de conserva a tu quehacer diario para que tengas más posibilidades y alternativas que ofrecer para ti y tu familia. Como siempre tendrás algunas conservas en tu despensa, intercambia ingredientes que te permitan rendir tu dinero y satisfacer tus ganas de comer bien.

Además, te darás cuenta que con la cocina en conserva podrás ganar más tiempo, si eres una persona ocupada y al mismo tiempo cuidarás más lo que consumes, porque es una cocina sana y rápida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *